Solidaridad Urgente

Stop persecución sindicalistas, #5añosNoCaso14N

Este 14 de noviembre es el quinto aniversario de la huelga general contra el modelo austericida propugnado por la Unión Europea. Se han cumplido también cinco años, que se dice pronto, desde que Pablo y Jorge comenzaran a luchar por su inocencia: un auténtico paréntesis de angustia que ha hecho mella en sus vidas y en las de sus personas más allegadas, incluyendo también a CNT.

La pesadilla comenzó en aquella fría tarde de otoño, cuando miles de logroñeses salieron a las calles, como en infinitud de ciudades, para denunciar unas políticas que les están colocando contra las cuerdas. La movilización fue de tal magnitud que los antidisturbios se asustaron y acabaron cargando sobre una multitud pacífica, con el resultado final de varios manifestantes heridos, diversas personas multadas y Pablo y Jorge detenidos y encausados por altercados.

¿Qué hicieron nuestros dos compañeros durante la carga? Nada. Pablo aparece grabado en vídeo portando una pancarta con ambas manos, mientras que Jorge se encontraba muy lejos de allí, de camino a su trabajo en una población situada a más de cuarenta kilómetros de Logroño.

En el fondo, no nos engañemos, su único delito es el de ser conocidos militantes del sindicato CNT de Logroño, y por ese único motivo les piden penas de cárcel que van desde los tres años de cárcel para Jorge y los más de seis para Pablo. Pero no están solos. Su causa es la nuestra: la Confederación entera está con ellos.

Desde el Secretariado Permanente del Comité Confederal queremos demostrarlo, invitándoos a participar en las jornadas que se están preparando en Logroño para apoyar a Pablo y Jorge. Asimismo, os rogamos que prestéis atención a los actos que se organicen de cara a su juicio, que tendrá lugar los días 9, 10 y 11 de abril de 2018.

[FC Sur - Rivas] CNT en solidaridad con la lucha de los conserjes de los colegios de Rivas-Vaciamadrid

Estos días los conserjes de los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria de Rivas Vaciamadrid han hecho público el conflicto en que se encuentran por el anuncio del Ayuntamiento de cambiar la organización del trabajo del personal municipal en los centros educativos.

En un escrito dirigido a los conserjes, la Concejalía de Educación les anunciaba una «reordenación de tareas y funciones» mediante la cual «la figura de mantenimiento de Rivamadrid, cuya nueva denominación es “Auxiliar de Centro”, pasará a desempeñar dentro de sus tareas nuevas funciones que permitan reforzar las tareas de mantenimiento por parte de los conserjes».

Es decir, a partir de este curso, los conserjes pasarían a dedicarse de forma prioritaria a tareas de mantenimiento, mientras que otras tareas que desempeñan actualmente (como control de accesos, atención a los padres que lleven o recojan a sus hijos, poner música en entradas y salidas, encendido/apagado de luminarias, comprobación de climatización y de instalaciones de agua y de gas, comunicación de posibles incidentes de seguridad, jardinería o limpieza, peticiones de suministro a almacén, fotocopias y reparto de comunicaciones, entre otras) pasarían a estar “compartidas” con la nueva figura del auxiliar de centro.

Los conserjes ya han mostrado su oposición al plan del Ayuntamiento porque supone una clara «externalización de servicios» y de «usurpación de las funciones propias de las y los conserjes por personal externo a la función pública», hecho que califican de «privatización del servicio de consejería de centros educativos públicos». Eso sin contar lo que supone de aumento de carga de trabajo para las trabajadoras y trabajadores de Rivamadrid.

El gobierno municipal alega que el objetivo es «impulsar un mejor mantenimiento de los centros educativos públicos y evitar la eventual externalización de obras y actuaciones de conservación o rehabilitación, optimizando los recursos 100% públicos que tenemos». Así, Sira Rego, Consejera Delegada del consistorio, argumenta, retorciendo la realidad, que la empresa Rivamadrid es «100% pública» por lo que «no hay cambio de funciones ni privatización»; no obstante, lo cierto es que, eufemismos aparte, el ayuntamiento no cuenta con que Rivamadrid es “pública” para lo que les interesa, porque lo cierto es que Rivamadrid se sufraga con dinero público, sí, pero los trabajadores no son funcionarios ni personal laboral, o lo que es lo mismo, no son empleados públicos y la empresa, tal y como pone en sus propios estatutos, es una «Empresa Municipal de Servicios, Sociedad Anónima». Por lo que en realidad sí que se trata de una externalización de los servicios que prestan los conserjes, y, por mucho que intenten vendernos la moto, sacar a un empleado público de su puesto de trabajo y colocar en él a otro que no lo es, es privatizar. Lo haga el PP, Izquierda Unida o el gobierno municipal de turno.

CNT, como sindicato consecuente que lucha contra las privatizaciones y externalizaciones, por lo que suponen de precarización en el empleo, las realice el partido político que sea, no puede sino denunciar nuevamente los planes de un ayuntamiento que se declara de izquierdas, pero que, en cuanto puede, saca la patita derecha.

Igualmente nos solidarizamos con la justa lucha de los conserjes, a quienes consideramos no como una “cuadrilla”, sino como parte integrante de la comunidad educativa, colaboradores de la labor docente y parte fundamental en una necesaria enseñanza de calidad.

CNT Rivas Vaciamadrid

Federación Comarcal Sur

[Puerto Sta. María] DIA S.A. despide a 3 representantes sindicales de una contrata en medio de negociación de su convenio

• Los trabajadores despedidos eran representantes sindicales de CNT en la contrata de limpieza, habían desconvocado huelga y se encontraban negociando un convenio de franja.

• CNT interpondrá denuncia por vulneración de derechos fundamentales e iniciará una campaña por la readmisión de los despedidos

Supermercados DIA ha dado un paso más para demostrar que es una empresa líder en represión sindical. En este caso ha despedido a 3 representantes sindicales de SAMSIC IBERIA, empresa auxiliar que lleva el servicio de limpieza y de recogida de palés en el centro logístico de El Puerto de Santa María. Los trabajadores se organizaron en CNT a principios de año: constituyeron sección sindical, hicieron asambleas y realizaron actividad sindical de cara a lograr mejorar sus condiciones de trabajo.

A finales de junio CNT se vio obligada a convocar huelga en dicha contrata, aunque un acuerdo in extremis entre la contrata y el sindicato, suspendió la huelga. La empresa se comprometía a solucionar los problemas organizativos de la recogida de palés, que tanto malestar generaba en la plantilla, y se emplazaban para antes del 15 de septiembre para retomar la negociación del convenio.

El 14 de septiembre sindicato y contrata se volvieron a reunir, pero en esta ocasión la empresa puso una carta de despido a todos los trabajadores de la recogida de palés (cuatro, tres de ellos representantes sindicales y miembros del comité de huelga). Al parecer DIA S.A., haciendo un uso torticero de un artículo del convenio estatal, había decidido internalizar la recogida de palés y no subrogar al personal de la contrata.

Los servicios jurídicos de CNT ya están trabajando en una demanda por vulneración de derechos fundamentales. Está muy claro que la decisión de internalizar sin subrogar a la plantilla es una represalia por la actividad sindical. Si así lo estiman los Juzgados los despedidos tendrán que ser readmitidos y subrogados en DIA S.A. Pero además, el convenio deja muy claro que durante un año DIA S.A. no podrá contratar nuevo personal, sino que tendrá que contratar a los despedidos. CNT, que cuenta con afiliación y representación sindical en la plataforma logística de DIA, sabe muy bien que no podrá asumir este trabajo sin contratar nuevo personal. La decisión de DIA parece más un intento desesperado por asustar a la plantilla propia y de las contratas, que una estrategia sólida. Y este intento no va a resultar porque los trabajadores están tan quemados, que ya no sirven las lecciones ejemplarizantes. La negociación con CNT hubiera sido una salida inteligente a esta situación, pero DIA dice que no tiene nada que hablar con CNT. De este modo, el sindicato iniciará la próxima campaña la campaña por la readmisión de los despedidos.

Por otro lado, CNT sigue manteniendo las negociaciones con SAMSIC con el objeto de mejorar las condiciones de las trabajadoras de la franja de limpieza.

CNT ante el atentado de Barcelona

Desde la Confederación Nacional del Trabajo mostramos nuestra más absoluta pena, indignación, confusión y dolor ante el atentado sufrido esta tarde en Barcelona.

Una vez más ha sido el pueblo, la población civil, la gente corriente, la que ha sufrido las consecuencias de guerras que no son suyas. Una vez más el pueblo vuelve a poner el sufrimiento y los muertos.

Esta vez ha cambiado la localización, ha cambiado el lugar. Esta vez ha sido golpeado el corazón de Barcelona. Pero otra vez el objetivo ha sido el mismo: la población civil desarmada e inocente.

Ya sea en Irak, Afganistán, Siria, Yemen, Londres, París, Berlín, el Mediterráneo o en las vallas de Melilla, volvemos a convertirnos en víctimas propiciatorias, en daños colaterales de una guerra entre bandos que desconocemos, que no repara en medios ni límites para alcanzar sus objetivos, que no conoce el significado de la palabra “amor”. Bandos para los que el poder está por encima de las personas y de la vida. Bandos que no nos representan.

Estamos seguros de que ningún acto vil y despreciable como éste conseguirá convertirnos en lo que no somos. No van a conseguir enfrentarnos a nuestros hermanos y hermanas de clase. A buen seguro, este acto rastrero debe servir para vernos reflejados, para comprendernos y para reforzar nuestras convicciones morales de solidaridad y apoyo mutuo entre las personas y los pueblos.

Frente a aquellos que predican la intolerancia, la persecución al diferente o la superioridad religiosa, racial o de clase, nos levantamos como pueblo valiente, diverso y luchador.

Todo nuestro amor a los que sufren.

Continúan la movilización y la represión en Marruecos: de la huelga general en Alhucemas a las condenas en los juicios de Gdeim Izik.

Las protestas en el Rif, de las que ya hemos informado (http://www.cnt.es/noticias/cnt-en-solidaridad-con-las-protestas-en-el-rif), han continuado, con la convocatoria de una huelga general. De momento, la única respuesta que ha dado el régimen marroquí a las reivindicaciones populares ha sido la represión, que deja ya al menos un muerto y en torno a unos 200 presos políticos rifeños. Al mismo tiempo, varios activistas saharauis, detenidos durante el desmantelamiento del campamento de Gdeim Izik, en 2010, han sido condenados a penas durísimas, incluyendo varias cadenas perpetuas.

Según nos informan compañeros de CNT Córdoba, el pasado día 20 de julio

la región de Alhucemas se vió nuevamente paralizada por otra huelga general convocada por el Movimiento Popular Rifeño. La principal exigencia de la huelga es la retirada del ejercito que ocupa el Rif (25 000 militares) y la liberación inmediata de los presos políticos. El Movimiento Poular Rifeño exige escuelas, hospitales, una universidad, respeto a la cultura rifeña fin de la pobreza extrema, lucha contra la corrupción y libertades democráticas.

La solidaridad con el Rif se ha extendido por todo Marruecos con manifestaciones de decenas de miles de personas en lugares como Rabat, al tiempo que en El Aiún, en el Sáhara ocupado, se han producido recientemente grandes protestas en pro de la autodeterminación del pueblo saharaui. Ante todo esto el estado de Marruecos reacciona con violencia y bloqueo informativo.

A los en torno a 200 presos políticos rifeños se suman desde el dia 24 de julio ocho periodistas que cubrían las protestas. Se enfrentan a cargos como "atentar contra la seguridad del estado" por el simple hecho de ejercer con decencia su trabajo e informar libremente sobre la huelga y la represión que ejerce el régimen. A pesar de la detención de periodistas se ha sabido que la policia ha matado a un manifestante, fallecido por el impacto de un bote de humo.

A esta terrible situación en la zona del Rif debemos sumar las recientes condenas en Gdeim Izik en un juicio farsa plagado de irregularidades denunciadas por numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos. Recordemos que en este juicio, siete activistas saharauis han sido condenados a cadena perpetua, mientras que otros once han recibido condenas de entre 30 y 20 años de prisión.

El Movimiento Popular Rifeño es un movimiento asambleario enfrentado al estado marroquí en el que la mujeres están tomando cada vez mayor protagonismo. Igualmente destacamos la valiente lucha del pueblo saharaui contra el estado marroquí, ante la complicidad criminal del estado español, uno de los soportes principales del régimen de Marruecos.

Por eso animamos a todas las afiliadas y afiliados de CNT a dar el máximo apoyo a nuestras compañeras y compañeros del Rif y Sáhara.

Gracias, finalmente, al grupo de internacional de CNT Córdoba por el excelente trabajo de coordinación en este tema.

Secretaría de Exteriores del Comité Confederal